Carta de televisión de los niños de África.

 La presente carta manifiesta la necesidad de una participación activa de los niños en la producción de la programación infantil, así como también la necesidad de fomentar la heterogeneidad cultural y el respecto por la propia cultura, rescatando el valor formativo y educativo de la producción audiovisual.

Documento completo

Carta de la Televisión de los Niños de Africa 

Preámbulo

Nosotros, los delegados de la cumbre de África en niños y difusión,
Accra Ghana 8-12 octubre de 1997, afirmamos y aceptamos internacionalmente
la carta de la televisión de los niños aceptada en Munich el 29 de mayo de 1995. Además, enmendamos la carta de SADC (junio de de 1996) a leer como la Carta de África en los Niños
Sin menoscabo de la Carta Internacional de la Televisión para Niños,
adoptamos en línea con la misma, nuestra carta de África en la cual tomamos
en consideración las necesidades y deseos de los niños en nuestra región.

1.     Los niños deben tener programas de la alta calidad, hechos específicamente
para ellos y que no los explotan en ninguna etapa del proceso de producción. A los niños se les debe permitir expresarse desde las etapas iniciales de la producción y producir programas por ellos mismos. Estos programas, además de entretener, deben estimular a los  niños a desarrollar al máximo su potencial físico, mental y social. 
 

2.     Al la vez de reconocer que la televisión para los niños será financiada
a través de varios mecanismos, incluyendo la publicidad, el patrocinio y
la comercialización, se debe proteger a los niños de la explotación comercial. Inclusive cuando los niños participan como artistas deben ser apropiadamente remunerados y esta participación debe velar por no distraerlos de sus estudios y procesos de aprendizaje o del desarrollo de la carrera elegida por ellos. 
 

3.     Además de incluir a los niños en los derechos a la libertad de expresión, pensamiento, conciencia y religión, y protección contra la explotación económica, debe asegurárseles el acceso equitativo a los programas, y siempre que sea posible, a la producción de programas.
 

4.     Los niños deben oír, ver y expresarse ellos mismos, su cultura, su
lengua y sus experiencias de vida, a través de los medios electrónicos como forma de afirmar su sentido de sí mismos, de su comunidad y de su lugar.
 

5.     Los programas para los niños deben crear las oportunidades para aprender,  promover y apoyar los derechos del niño a la educación y el desarrollo. Los programas para niños deben promover el conocimiento y el aprecio de otras culturas de manera paralela a los de su propio patrimonio cultural. Facilitar esto exige realizar investigaciones sobre las audiencias infantiles a fin de identificar las necesidades y aspiraciones de los niños.
 

6.     Los programas para los niños deben ser diversos en géneros y contenidos,
pero no deben incluir escenas y sonidos de violencia y sexo gratuitos, en cualequier medio o soporte audiovisual de que se trate. Los programas no deben contener elementos o escenas que admitan o impulsen el consumo de drogas.
 

7.     Los programas para los niños deben difundirse en franjas horarias regulares en los tiempos en que los niños están disponibles para escuchar y ver y distribuirse por distintos medios o tecnologías extensamente accesibles.
 

8.     Deben disponerse los recursos técnicos, financieros y otros, suficientes para realizar estos programas con los estándares más elevados posibles. En orden a asegurar la calidad de los programas, se deben establecer los códigos y los estándares de difusión de modo de incluir a la diversa  gama de los grupos de la población infantil. 
 

9.     En conformidad con la política de las Naciones Unidas de cooperación entre los estados de la comunidad internacional, la Carta de la Televisión de los Niños de Africa, reconoce todos los convenios internacionales, convenciones, tratados, cartas y acuerdos adoptados por todas las organizaciones internacionales sobre los niños, incluyendo la OAU y la ONU y, en particular a la Convención Internacional de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.


el 11 de octubre de 1997
Accra, Ghana

La Carta fue ratificada por la URTNA el 22 de Junio en Argelia. Fue suscripta por la CBA (Commonwealth Broadcasting Association) el 11 de Noviembre de 2000 en Cape Town, Sud Africa.  
    
DELEGADOS DEL NIÑO - IDEAS Y SUGERENCIAS
 
Los puntos sumarios presentados por los delegados de los niños fueron:

  1. Sentimos que por lo menos 2 o 3 niños deben representar a cada uno de los países africanos en la Segunda Cumbre Mundial de la Televisión y los Niños. 
  2. En esta Cumbre planteamos:
  1. Los niños deben dar sus opiniones sobre lo que desean ver y oír
  2. Las ideas de los niños deben ser tomadas en cuenta, tal como lo hemos hecho y presentado aquí en la Cumbre.
  3. Debemos aprender unos de los otros.
  4. Debemos animarnos a tener discusiones y traer todas nuestras ideas
  5. Debemos discutir la Carta con todos los delegados del niño y ver lo que
    es posible hacer en relación a las adiciones.
  1. Al regresar de nuevo a nuestras varias regiones debemos pedir a los
    los niños que digan qué piensan y qué quieren de la televisión y divulgar los resultados de la Cumbre.
  2. Quisiéramos una red de comunicaciones para los niños permanente y nuestros representantes para esto son:

Zambia, Nigeria, Ghana y África del sur
Aceptado y suscrito por todos los delegados que participan de:
Ghana
Nigeria
Kenia
Uganda
Gambia
Namibia
Mozambique
Zambia
África Del sur