Declaración sobre Producción y Difusión de Contenidos Audiovisuales para Niños en Iberoamérica

 

DECLARACIÓN

 

 

Por el derecho de los niños a un espacio audiovisual de calidad en Iberoamérica

 

Los abajo firmantes, expositores y participantes en el grupo de trabajo del Coloquio “Producción y Difusión de Contenidos Audiovisuales para Niños en Iberoamérica”, que tuvo lugar el día 7 de setiembre, en el marco del 6to. Festival Internacional de Cine “Nueva Mirada” para la Infancia y la Juventud,  realizado en Buenos Aires, del 6 al 12 de setiembre de 2007, expresamos nuestro reconocimiento y apoyo a las emisoras de televisión, creadores, directores audiovisuales, festivales e instituciones que producen y/o difunden obras que, a la par de calidad artística y de la capacidad para entretener,  emocionar y motivar a los niños, aportan a su desarrollo cultural.

 

Asimismo, manifestamos nuestra adhesión a la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, adoptada por la comunidad internacional en octubre de 2005 en el seno de la UNESCO y a la Carta Cultural Iberoamericana.

 

Apoyados en ambos instrumentos y en la Convención Internacional de los Derechos del  Niño, manifestamos una profunda preocupación por la relación del espacio audiovisual iberoamericano con los niños de la región.

 

Con el término espacio audiovisual no nos referimos solamente al cine, la  televisión, el video y los circuitos tradicionales por los que las obras respectivas se difunden, sino también a Internet, los video-juegos, la telefonía celular y las telecomunicaciones en general. Este constituye hoy el campo cultural en relación al cual nuestros niños pasan la mayor parte de su tiempo de vida y el que más incide en la construcción de sus identidades e imaginarios, llegando incluso, a relativizar el papel de la escuela y la familia. 

 

Observamos que, salvo en casos excepcionales, las tendencias predominantes en dicho espacio audiovisual señalan que los niños no son contemplados como sujetos de derecho y ciudadanos plenos. Ellos interesan como meros consumidores y target  privilegiado de los productos y servicios que surgen de la convergencia tecnológica, empresarial y de mercados, cuyo epicentro es el lenguaje audiovisual.

 

En el caso del cine, entre el 80 y más del 90% de los filmes que se difunden en las pantallas de las salas de la mayor parte de nuestros países proviene de las majors estadounidenses; otro tanto sucede con los video-juegos, con la programación de la TV paga -y en algunos casos también de la TV antena-, así como con la producción para telefonía celular que las industrias culturales del audiovisual mas poderosas están encarando. En muchos países de la región la televisión abierta acusa un deterioro cultural alarmante que motiva críticas de distintos sectores de la sociedad, mientras que la programación de producción endógena destinada a los niños es escasa y de baja calidad.   

 

La ausencia de diversidad cultural y la falta de respeto al derecho de los niños a su propia identidad cultural -en carácter de grupo etario y de miembros de diferentes comunidades culturales- la intensiva mercantilización de la cultura y, en particular, del campo audiovisual, dan por resultado productos de baja calidad y contenidos que promueven la  violencia y ciertos valores y pautas de conducta que, no solo menoscaban su carácter de sujetos y ciudadanos, sino también deterioran la cultura de la convivencia social. Esta situación ha de constituir una preocupación prioritaria de los Estados y las sociedades de la región. Dar visibilidad a los niños como creadores productores de sus propios mensajes, es también imprescindible para transformar dicha situación, como así también para promover el respeto a sus derechos en todos los aspectos. 

 

En tanto el campo audiovisual, constituido por medios, tecnologías y lenguajes que se conjugan para producir y difundir obras, cuya doble calidad de industria y arte les confiere  un gran potencial para contribuir al desarrollo cultural de los niños, las familias y las comunidades y ante la evidencia de que la pobreza de la oferta audiovisual predominante, contrasta con la abundancia y la riqueza de los recursos culturales, lingüísticos y creativos, de los países del espacio Iberoamericano,

 

Proponemos:

 

  1. En relación a la educación

 

a)    Introducir la alfabetización audiovisual en la currícula de los niveles básico y medio de la educación para la formación de los niños en materia de Recepción Crítica de Medios (RCM) y la apropiación del lenguaje audiovisual y las TICs como instrumentos de comunicación, expresión y creación. De este modo ellos podrán ejercer los derechos a la libertad de elegir, a desarrollar su capacidad de análisis crítico y producir y difundir sus propios mensajes, en tanto requisitos vinculados a la construcción de sus identidades como sujetos y ciudadanos plenos.

 

b)    Instrumentar planes de formación audiovisual de los docentes de los distintos niveles de la enseñanza para una incorporación social y culturalmente productiva del audiovisual y las TICs a la educación.

 

c)    En las carreras de cine de la región, incluir como asignatura obligatoria la producción y realización de obras audiovisuales para niños y encarar la capacitación de los docentes de las mismas en esta especialidad.

 

 

  1. En relación a las políticas públicas

 

2.1. Fomento y promoción

             

a)    Reconocemos a los Estados de la región iberoamericana que ya cuentan con políticas de fomento a la producción audiovisual –de cine y/o televisión- en general, e instamos a perfeccionarla y profundizarla incorporándole estrategias especiales para incrementar la cantidad y calidad de la dirigida a los niños. Asimismo instamos a los que aún no cuentan con ellas a que las formulen a la brevedad, teniendo en cuenta la especificidad y la importancia del audiovisual para los niños.  

 

b)    La formulación de políticas culturales especialmente dirigidas a los niños, adolescentes y jóvenes con las asignaciones presupuestarias apropiadas y la inclusión de esta responsabilidad indelegable de los Estados en los distintos foros y documentos nacionales y regionales que se realicen sobre  la cultura y sobre la infancia.

 

c)    Constituir un Fondo Iberoamericano, del tipo de Ibermedia, exclusivamente dirigido a fomentar la producción y difusión de cine, televisión, y videojuegos dirigidos a los niños, de modo de que éstos puedan acceder a contenidos que aporten a su desarrollo cultural y educativo.

 

d)    Crear un Fondo para la Distribución de Obras Audiovisuales de Calidad para Niños,  para aplicarlo al pago de derechos de filmes y programas -regionales y extra-regionales- para que las mismas puedan circular sin restricciones en el espacio Iberoamericano, tanto en circuitos comerciales como en escuelas, instituciones sociales, clubes, etcétera.   

 

e)    Habilitar nuevos circuitos de difusión de obras audiovisuales para niños de carácter local, nacional, subregional e Iberoamericano, tales como cine -clubes, redes de salas digitales y canales de intercambio y otros, a partir de los espacios, soportes y medios existentes y de los que se están creando.

 

f)     Brindar un particular apoyo a los festivales, muestras y otras modalidades presenciales de difusión de contenidos audiovisuales de calidad para niños que se realizan en el espacio Iberoamericano y facilitar los lazos de intercambio entre las organizaciones que llevan a cabo estas acciones sean ellas públicas, sociales o privadas. 

 

g)    Incentivar la producción y difusión de obras audiovisuales producidas por niños, adolescentes y jóvenes  en sus respectivas sociedades y a nivel Iberoamericano, tanto mediante el apoyo y el fortalecimiento de las escuelas especializadas como de la habilitación de espacios para la difusión de estas obras por televisión.    

 

h)    Promover la sensibilización de la sociedad y, en particular de las familias, acerca de la relevancia que posee el audiovisual en la formación de los niños, en orden a que ellas asuman un papel activo en la orientación hacia un consumo responsable y crítico de discursos y medios audiovisuales.

 

i)      Crear incentivos y estímulos especiales para las empresas locales y regionales que produzcan video-juegos educativos.

 

 

2.2.         Investigación

 

a)    Fomentar la creación de Observatorios Audiovisuales e Infancia en los países de Iberoamérica por parte de universidades, ONG´s especializadas e instituciones sociales y culturales de carácter público y privado.

 

b)    Establecer mecanismos de cooperación bilateral y multilateral, para incentivar las investigaciones, estudios, foros, seminarios, encuentros, intercambio de conocimientos, cursos y publicaciones que aborden la relación audiovisual e infancia en la región Iberoamericana.

 

 

2.3.         Regulación

 

En tanto percibimos que aún las mejores políticas de fomento a la producción audiovisual endógena son, por sí solas, insuficientes para promover las transformaciones necesarias a fin de que, a la par de entretener las obras aporten a la diversidad cultural, el desarrollo de los niños y la construcción de sus identidades como sujetos y ciudadanos,  estimamos imprescindible que los Estados ejerzan el rol regulador que constituye parte indelegable de sus competencias y responsabilidades.

 

El ejercicio de este rol ha de verificarse en una intervención en los mercados audiovisuales, imperfectos por las pronunciadas tendencias a la concentración mediante la formación de poderosos conglomerados multimediales de carácter monopólico u oligopólico,  en pro de la diversidad cultural, la multiplicidad de voces y expresiones y el pluralismo a ellas vinculado.

 

La intervención que proponemos ha de ser respetuosa de las garantías  constitucionales y las convenciones internacionales referidas a los medios de comunicación, pero sin claudicar en la defensa de los ciudadanos y las sociedades, en tanto depositarios y sujetos principales de los derechos a las libertades de elección, información y expresión.

   

                    Esto comprende:

                   

a)    En el cine y en la televisión

 

·                Establecer cuotas de pantalla y de importación de películas y
            programas para niños, de modo de garantizar la diversidad
            cultural, en materia temática, de contenidos y estética, así como
            con respecto a los países de origen de las mismas.

 

·                Priorizar a las obras producidas en la región Iberoamericana
            como forma de introducir un equilibrio en mercados altamente
            concentrados y distorsionados por las prácticas de dumping que
            ejercen unas pocas empresas distribuidoras representantes de
            las majors que controlan entre el 70 y más del 80% de los
            mismos, según los países.

 

·                Crear Consejos del Audiovisual y la Infancia e instituciones
            defensoras de los derechos de los consumidores de medios
            audiovisuales,  que estén  constituidos por pluralidad de actores
            sociales representativos de los intereses de los ciudadanos y de los
            niños en particular; universidades, especialistas, ONG´s, cámaras
            empresariales, asociaciones profesionales, etcétera.  

 

·                Implementar sistemas de Calificación Indicativa de películas
            y programas que, sin omitir el denominado “horario de protección al
            menor”,  constituyan una instancia superadora con respecto a
            las debilidades y falencias que esta sola medida demuestra en la
            práctica.

 

·                Establecer mecanismos de autorregulación e incentivar la
            formulación de Códigos de Ética sobre la relación Audiovisual e
            Infancia. En esta materia los medios de carácter público deben
            dar el ejemplo y los pertenecientes a empresas privadas deben
            asumir  su responsabilidad social mediante compromisos
            explícitos y prácticas concretas y verificables de cara a la
            sociedad.    

 

·                En caso de transgresiones y/o violaciones comprobadas a los
           derechos de los niños por parte de  los medios audiovisuales, los
           organismos competentes de los Estados deben aplicar con todo
           rigor las medidas punitivas previstas por la legislación vigente o
           legislar en la materia en caso que la misma no las contemple.

 

 

 

b)    En el campo de los video-juegos

 

·              Formular una legislación que imponga fuertes gravámenes a la
           importación de video-juegos de contenidos violentos y/o
           pornográficos, y que regule en igual sentido el funcionamiento
           de los locales de video-juegos a los cuales los niños concurren.

 

·              Establecer un marco norrmativo de uso común para la calificación
           de los video-juegos, definiendo categorías de acuerdo a las edades
           de los hipotéticos usuarios. 

 

Exhortamos a los Estados de Iberoamérica a tomar las decisiones que conduzcan al bienestar integral de un sector social que requiere ser priorizado.       

 

Deseamos que este documento constituya un punto de referencia para un proceso de  intercambio y debate sobre el espacio audiovisual Iberoamericano que nos permita enriquecer y articular las iniciativas, proyectos y esfuerzos de manera mancomunada, en beneficio de nuestros niños y nuestras sociedades.

 

 

Buenos Aires, 7 de setiembre de 2007

 

Expositores e integrantes del grupo de trabajo:

 

·      Alfredo Marrón  Santander, Director y Productor de Televisión, Director de Once-Niños, México.

·      Diego Arbeláez Izquierdo, Productor General de la Franja Infantil de Canal Caracol, Colombia.

·      Rosa Vergés, Directora de Cine y Televisión para Niños, Delegada de la Fundación ESCAC (Escola de Cinema i Audiovisuals) de Catalunya, España.

·      Alejandro Malowicki, Director de Cine y Televisión para Niños, Presidente de SAVIAA (Sociedad Audiovisual para la Infancia y la Adolescencia Argentina)

·      Rodolfo Pastor,  Director de Cine de Animación, España-Argentina

·      Susana Velleggia, Directora de Cine y Televisión , Directora del Festival Internacional de Cine “Nueva Mirada” para la Infancia y la Juventud, Vice-presidenta de SAVIAA, Argentina.

·      Mercedes Viegas, especialista en cine e infancia, Creadora de “Cine para Chicos Curiosos”, Secretaria General de SAVIAA, Argentina

·      Mariana Bernal, Investigadora en Medios de Comunicación e Infancia, Argentina.

·     Gisela Manusovich; equipo educativo de Matiné en Malba – Cine para Chicos, Argentina.

·     Judith Meresman; equipo educativo Matiné en Malba – Cine para Chicos, Argentina..

·     Carlos Bruno, Gestor Cultural, Subsecretaría de Cultura de la Provincia de La Pampa, Argentina. 

·     Luis Najmías, Director de Cine y Televisión, Docente, Cuba-Argentina,

·     Paula Chinellato; UNICEF, Argentina.

·     Cristina Marchese, Directora del Cine Club Santa Fe, Presidenta de la Federación Latinoamericana de Cine Clubes, Argentina.

·     Claudia Ruiz, Directora de Cine, Especialista en Enseñanza Audiovisual a Niños, Ex Directora del Taller “El Pibe”, Santa Fé, Argentina. 

·     Fernando Azpiri, Productor Independiente, Argentina.

·     Irina Braslavsky, Actriz y docente de teatro, Argentina

·     Débora Vidret; Actriz y docente de teatro, Plan Cultural en Barrios, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina,

·     Irene Blei, Directora de la Escuela de Cine para Niños “El Mate” y docente, Argentina.

·     Lucía Cano, docente de cine para niños, Argentina.

·     Susana Tozzi, Directora de Cine para niños y docente, Argentina.

·     Julieta Rozenhauz, Psicopedagoga, Investigadora y Docente, Argentina

·     Nicolás Schonfeld, Comunicólogo, Representante de TAL en Argentina

·     Sheila Perez, docente de cine, Argentina

·     Graciela Araya, docente de cine, Argentina

·     Dina Lafont, docente de cine, Argentina

 

Adherentes:

 

·     Sara Show de Crito, Socióloga, Presidenta de FUND-TV, Argentina.

·     Beatriz Orlowsky de Amadeo, Psicóloga Social, Vice-presidenta de FUND-TV, Argentina

·     Aldana Duhalde, Comunicóloga y periodista, Argentina