Televisión educativa de Novasur sale a la caza de nuevas plataformas

 
Televisión educativa de Novasur sale a la caza de nuevas plataformas.
Jueves 26 de marzo de 2015 | por Carlos Salazar Nación.cl
Disponible a través del cable, internet y señales regionales, la oferta de la parrilla de programación educativa para niños y adolescentes ataca nuevos dispositivos y una esquiva presencia en televisión abierta.
 
Uno de los secretos mejor guardados de la TV abierta es el proyecto Novasur. Televisión educativa para niños y adolescentes, de tal exquisita calidad y recursos que la industria lo relega a algunas señales, el cable o internet, ha pasado parte de sus 14 años enriqueciendo a una amplia minoría.
 
Esta parrilla cultural y educativa del Consejo Nacional de Televisión es descrita como "la única iniciativa pública de televisión dirigida al público infantil y juvenil", según su visión. Por otro lado, trabaja directamente con más de 6 mil establecimientos educacionales a lo largo de todo el país y sus padres que reciben videotecas y guías pedagógicas para optimizar el trabajo educativo.

Descripción: Imagen foto_00000002

Óscar Reyes, Presidente del CNTV

Disponible desde Arica hasta Punta Arenas, incluyendo Isla de Pascua, cada programa del proyecto que aborda material para preescolares, niños y contenido patrimonial, es exhibido por lo menos 4 veces al mes para que llegue a la mayor cantidad de niños posible. Afortunadamente, la oferta se completa con la posibilidad de ver los programas también en el sitio web de Novasur. Así, no hay excusas para perderse hallazgos como "En la punta de la lengua", un programa para preescolares que cuenta las historias de un niño con síndrome de down y su familia, "Camaleón y las naturales ciencias" el show de un lagarto preguntón que abarca todo tipo de temas y que llega a los espectadores con el sistema de lenguaje de señas.
 
Óscar Reyes, Presidente del CNTV destaca también programas como "Ideas rompe cráneos", una animación que muestra diferentes inventos y descubrimientos que le abrirán la perspectiva a los niños fuera del colegio o el notable "Sexualidad para niños: Porque soy especial" una seria animada que explica de manera entretenida y altura infantil el misterio sobre cómo vienen los niños al mundo entre otros temas.
 
"La recepción es sumamente positiva. Recibimos diariamente comentarios, saludos y agradecimientos por Twitter, Facebook y otras plataformas respecto de nuestros programas, y también hemos participado en festivales internacionales, y recibido muchas solicitudes por nuestros contenidos desde otros canales latinoamericanos", comenta sobre la cobertura y la programación cuya principal línea de acción atiende a integrar todos los rincones de Chile con pluralismo, "porque dar pantalla es dar voz y estamos comprometidos con potenciar esta dinámica", agrega.
 
-¿Cuál sería un escenario ideal para transmitir la programación de Novasur más allá de una normativa de 4 horas culturales de TV cultural?

-El escenario actual es muy dinámico y complejo. Las múltiples pantallas, Internet y el cambio de hábitos de consumo de televisión plantean un escenario difícil de anticipar. Pero en esto encontramos oportunidades también. Novasur ya ofrece parte importante de sus contenidos por streaming y video on-demand, como Netflix, y de forma completamente gratuita, en su sitio web. Estamos evaluando la posibilidad de desarrollar aplicaciones y ofrecer parte de esta programación a través de los Smart-tv y pronto estaremos publicando algunas producciones a través de YouTube. No descartamos la posibilidad de que estos contenidos se encuentren eventualmente disponibles a través de un canal cultural y educativo en televisión abierta.
 
-En plena efervescencia de una reforma educacional, ¿cuál es el principal norte de del proyecto?

-En la actualidad no se está generando mucha televisión infantil nacional. Y la gran mayoría de lo que aquí se consume es producida en el extranjero, salvo algunas excepciones. En este sentido, el aporte de la programación Novasur es poder entregar a los canales, contenidos realizados en Chile, por productores locales, con nuestras propias historias y perspectivas. Constituye un incentivo permanente a creadores de todo Chile. Nos interesa especialmente potenciar a las regiones, ayudar a surgir nuevos nombres que fortalezcan un campo que se caracteriza por la permanente renovación, que da cabida a las buenas ideas. Por ejemplo, desde hace algunos años la programación Novasur realiza producciones en regiones, donde además vamos recorriendo distintas comunas, estableciendo vínculos con escuelas y barrios que habitualmente están fuera del circuito central, e integrándolos en el trabajo que realizamos. Es importante que los niños y niñas consuman televisión de todos lugares, es cierto, pero también creemos que es necesario que exista una alternativa nacional. Y eso es lo que hacemos con Novasur, y nos parece sumamente significativo.